Domingo , septiembre 24 2017
Home / Biografías / Patrick Leigh Fermor

Patrick Leigh Fermor

Título : Patrick Leigh Fermor

Autora: Artemis Cooper

Reseña hecha por : Iván Marcos  @ivanmarcos

Algunas personalidades tienen la innata capacidad de cambiar vidas o al menos de inspirarnos a soñar y a vivir. Y  Patrick Leigh Fermor es sin duda uno de esos  extraños casos que ha influido en muchos viajeros repartidos por el mundo. A veces pienso en lo afortunado que soy al haber  encontrando sus libros en el momento adecuado de mi vida. Mi viaje vuelta al mundo siempre irá unido a la inspiración de Paddy y al unir su pasión a la que yo tenía para crear aquel proyecto de Trendtrotters.fermor biografis

El libro comienza con la cercana cuestión de que  el nombre Paddy es el que mejor describe la  perenne juventud y frescura de un hombre irrepetible. Y es que Paddy es quizá el último heredero de una estirpe de viajeros románticos ingleses , un listado al que se le une  Wilfred Thesiger como el último explorador y que tiene ahora en Colin Thubron al digno  heredero de una legendaria escuela británica de viajeros elegantes, cultos y llenos de encanto.

Artemis Cooper estuvo trabajando durante una década en la presente obra, y ha sido publicado tras la muerte de  Paddy. Resumir el libro de una vida tan intensa en una reseña  es tarea imposible,  pero intentaré dar algunas pinceladas de la obra  independientemente  de si la gente conoce o no la obra y vida del gran Patrick Leigh Fermor.

Durante su juventud sufrió lo que tantos otros niños ingleses, la distancia con una familia que vivía en India. La  personalidad alegre de Paddy siempre fue ligado a un encanto personal y una cercanía que se mantendría hasta el fin de sus días. Como buen autodidacta tuvo continuos problemas en la escuela tradicional y poco a poco fue dejando de lado la educación formal. Paddy representa un claro ejemplo de viajaprendiz hecho al  educarse a sí mismo en base a viajes y a libros.

Durante su adolescencia frecuentó los ambientes bohemios de Londres y  durante un tiempo su vida iba en base a  fiestas, amoríos y  borracheras. Pero fueron pasando los meses hasta que un día con apenas dieciocho años su bombilla se encendió. Necesitaba cambiar de vida y de aires, sin saber la motivación pensó que era el momento de hacer un viaje largo y que el destino sería una ciudad legendaria: Constantinopla.

Corría el año 1933 y Europa veía como se estaban produciendo cambios debido a las ideologías del fascismo y comunismo. Con todo ese  intenso condicionante social,  Paddy empezó un viaje que sin saberlo iba a cambiar su vida. Una mochila, unos lapiceros de colores, y varios libros conformaban el equipaje de un joven  imberbe que iba a convertir aquel viaje  en una  leyenda.

El viaje y la gente se abría ante Paddy y ante sus ojos podía ver , sentir y vivir una Europa que empezaba a sembrar el caldo de cultivo para la Segunda Guerra Mundial. Aquel jovencito  con la mochila al  hombro iba viviendo la intensidad de los caminos y de lo que la vida ofrecía.

Pero aquel viaje no iba a ser trasladado al papel hasta muchas  décadas después , donde aquel periplo juvenil iba  a ser  inmortalizarlo con dos de las obras legendarias de la literatura de viajes : “El tiempo de los regalos”  y “Entre los bosques y el agua”. Aventuras y experiencias las narradas en esos libros que nos llevarían a conocer una fascinante  Europa en la que se mezclarían lugares, gentes, reflexiones, arte o la fascinación por la Historia.  Y todo eso tenía lugar en días y noches donde el joven viajero se encontraba con gentes de toda condición, desde  campesinos a nobles pasando por militares o estudiantes.

Aquel viaje iba a ser una trilogía, pero durante varias décadas se especuló con la publicación de aquel tercer título que nunca veía la luz y  con el que  todos íbamos a llegar a Constantinopla. Hoy ya sabemos que en septiembre  del presente  2013  verá la luz ese libro final y que llevará por nombre el sugerente título de “The broken road”. En honor a ese camino inacabado hice el año pasado un viaje memorable por Rumania y Bulgaria antes de llegar a la actual Estambul, ciudad y enclave cruce de caminos  que siempre sería nombrada por Paddy  como Constantinopla.

Después  de aquel legendario viaje  vino la guerra y el alistamiento voluntario para combatir al nazismo. Debido al dominio de idiomas los servicios secretos ingleses  reclutarían a Paddy para ir a Grecia, fruto de aquellos tiempos el infatigable joven Fermor fue miembro activo de la resistencia cretense que también nos reflejó Antony Beevor.

Paddy fue el responsable de una de las grandes operaciones especiales de aquellos tiempos, el secuestro del general nazi Kreipe, fruto de aquel encuentro casual tuvo lugar un momento mágico. El general nazi Kreipe empezó a recitar un poema en latín, a lo que Paddy contestó también en esa lengua clásica  continuando el poema ante el asombro del alemán. Las odas de Horacio era aquel legendario poema, un libro que viajaba con Paddy  durante su legendario viaje del tiempo de los regalos.

Su amor por Grecia no tenía límites, quizá su alma mediterránea y llena de hospitalidad  encontrará su sitio en el mundo . Sus libros dedicados a Grecia fueron “Mani” y “Roumeli”, la belleza de esos escritos hace que  no pueden ser catalogados de otra forma que de obras maestras.

El libro biográfico de Artemis Cooper  también navega a través de la vida personal, de las mujeres, como su querida Joan, pero también de otras como aquella hermosa princesa rumana a la que el comunismo separó  durante  un cuarto de siglo.

Las estrecheces económicas de la vida fueron un constante durante muchos años, pese a ello siempre pudo llevar una vida nómada llena de amigos y lugares. Y al final como no podía ser de otra manera encontró su lugar en Grecia, frente al mar y rodeado de gente  que le quería y le visitaba.

No puedo ser imparcial al hablar de uno de mis héroes, así que recomiendo encarecidamente la lectura de la presente obra. De vez en cuando vuelvo a releer a Jacinto Antón hablando de Paddy y  no puedo dejar de emocionarme ante tanta pasión viajera llena de  romanticismo. El humanismo y la belleza de las palabras es sobrecogedor y lleno de una fascinante  ternura: 1) Un joven que camina en el crepúsculo ,  2) El eterno viajero a Bizancio , 3) El último aventurero romántico.

Estamos probablemente ante una de las mejores biografías de las últimas décadas, un libro inmenso sobre la vida de un viajero  y escritor  irrepetible que representó como nadie el Carpe Diem y la belleza del vivir.

Solamente nos queda dar las gracias a Artemis Cooper por el inmenso trabajo de retratar la vida de Paddy, el joven con el que atravesamos Europa rumbo a la eterna Constantinopla…

Gracias por todo querido  Paddy :)

Quizás también te interese...

drink-time

Drink time!. En compañía de Patrick Leigh Fermor

Título: Drink Time!  (En compañía de Patrick Leigh Fermor) Autora: Dolores Payás Reseña hecha por: …

5 comentarios

  1. Leí el libro durante las vacaciones de navidad. Es estupendo y la vida de Paddy era una maravilla. Iván, tu reseña es un homenaje, de verdad. ¡Tan bien hecho!

  2. Gracias Andy, me alegro que te haya gustado el libro y la reseña. Ha sido un trabajo espectacular el de Artemis Cooper, documentando de forma magistral ese libro durante una década. En efecto, la vida de Paddy es toda una gran aventura :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *